Tratamiento de la Balanitis crónica o irritante atendiendo a sus síntomas

La Balanitis es una enfermedad que puede evitarse si se tiene una buena higiene en la zona eréctil, lavando habitualmente todas las partes del pene. Esta afectación también puede ser debida a una infección, normalmente asociada a enfermedades de transmisión sexual. Veamos los tipos de balanitis y cómo son los tratamientos.

¿Qué es la Balanitis y cuáles son sus causas más comunes?

Cuando se te inflama el glande, en la parte más fina y más abultada del pene, es posible que hablemos Balanitis. Cuando este ardor y dolor afecta también al prepucio, se conoce como balinopostitis.

Artículo Relacionado: Comprar Viagra Genérico (Sildenafil) 100mg online sin receta en farmacia española

La Balanitis puede ser debida a una falta de higiene porque no hayas considerado lavarte esta zona o también, puede deberse a una infección de transmisión sexual asociada. Otras causas pueden ser la adherencias en el prepucio, hipersensibilidad postcoital, o algún trauma.

¿Qué tipos de Balanitis existen en la actualidad?

Los tipos de Balanitis más comunes son la Balanitis irritativa, la Balanitis candidiásica, y la Balanitis crónica.

La Balanitis candidiásica es la más común hoy en día y la que se transmite más fácilmente. Es debida a una infección bacteriana o nicótica. La Balanitis candidiástica es la que tiene mayores tasas de contagio por lo que hay que tener cuidado con ella, porque también puedes contagiar a tu pareja.

El aseo, la limpieza y la pulcritud son importantes. Sin embargo, en la Balanitis irritativa puede ser debida a alergias a algunos productos como a el jabón, los preservativos u otros detergentes. Los productos de higiene tales como champús y geles que utilices pueden causar irritación o sensibilidad en la zona.

La Balanitis crónica es una inflamación continuada del prepucio que puede deberse a otras enfermedades como la Diabetes o el VIH. En caso de prepucio inflamado, debes acudir a tu médico para que te indique cómo curar la Balanitis.

Síntomas más comunes de la Balanitis

Los síntomas más comunes de la balanitis es que tu miembro viril se enrojece, llegando a aparecer ciertas lesiones o afecciones. La dolencia puede aparecer en forma de ampollas, erosiones o manchas. Esos churretes, pecas o lunares pueden ser de color gris o blanco.

Artículo Relacionado: Comprar Cialis Original 20mg online sin receta en farmacia de España

La mayoría de los pacientes también experimentan también dolor, picor o escozor.

El tratamiento para la Balanitis

  • Lavar la zona genital con jabón neutro. No uses agua ni muy fría ni muy caliente, sino templada. El aseo debe producirse un par de veces al día. Evita jabones con perfumes u otras sustancias irritantes mientras haya inflamación del pene. El jabón neutro hipoalergénico es el ideal para el tratamiento de la Balanitis. Recuerda que no debe incluir ninguna fragancia abrasiva, áspera y abrasiva.
  • Si la causa de la balanitis es una ETS, tienes que adoptar las medidas indicadas por un médico.
  • La tasa de contagio es bastante alta, incluso si tienes pareja, por eso es bueno que ambos os tratéis. Existen cremas con corticoides para Balanitis que ambos podéis usar.
  • Si no evoluciona con las cremas hay que pasar al plan B. Este consiste en una biopsia para descartar una lesión mayor, como puede ser la enfermedad del peyronie o un cáncer de pene.
  • La circuncisión es una solución para algunos casos de Balanitis crónica o severa. Es una cirugía sencilla que se puede hacer de forma ambulatoria. Es un método preventivo que ha sido muy utilizado por algunas culturas, como los judíos, que apenas tienen Balanitis ni cáncer de pene.

Cualquier lesión que tengas en tu miembro viril es importante y es mejor que lo trates de forma inmediata con tu médico de cabecera.

Ten un descanso o pausa en la práctica sexual hasta que te baje la inflamación. Hay alternativas al sexo, como pasear, ver una buena película, hacer un curso de cocina, leer una buena novela, escuchar música, hacer tu currículo, navegar por Internet.

Usamos cookies para mejorar su experiencia. Al continuar visitando nuestro sitio, usted acepta el uso de nuestras cookies.

¡Lo tengo!