Riesgos del implante de pene y cuáles son las soluciones alternativas

Los pacientes con una disfunción eréctil severa y que no responden a los tratamientos previos de primera o segunda generación, son candidatos a un implante de prótesis de pene. El implante de una prótesis en el pene es un tratamiento definitivo y no hay una marcha atrás. Por eso, es importante conocer los riesgos antes de someternos a esta cirugía.

¿Qué opciones tengo en el caso de una disfunción eréctil?

Las primeras opciones de tratamiento médico, son las pastillas. Su uso está muy extendido y son la primera opción para conseguir la erección. En algunos casos, el apoyo psicológico también te ayuda para controlar el estrés, los miedos, los temores y alertas, la inquietud o ansiedad o la falta de apetito sexual en el marido, esposo o cónyuge.

La segunda opción de medicamentos para la disfunción eréctil incluye las inyecciones dentro del pene y algunos otros sistemas como, una bomba que succiona el pene tratando de llevar la sangre del pene para conseguir una erección.

En tercer lugar, prótesis peneanas para disfuncion eréctil que consiste en cirugía en el hospital por un doctor en medicina, un facultativo experto.

¿Qué efectividad tienen los implantes de prótesis pene?

El paciente al tener una erección artificial, a través de las prótesis peneanas para disfunción eréctil, podrá penetrar y expugnar a su pareja. Pero en el fondo es un postizo irreal que puede llevarle a un orgasmo aparente o ilusorio. Indudablemente, esto provoca una alta efectividad y satisfacción tanto en el paciente como en la pareja si no se tenían orgasmos desde hace años

Artículo Relacionado: Comprar Kamagra Oral Jelly 100mg online sin receta en farmacia de España

Sólo es recomendable para pacientes que ya hayan pasado por otros tratamientos que ya han fracasado y es la última opción, porque una vez implantado habrá un daño en la musculatura y el árbol vascular irreversible. No se puede revocar, abolir, rescindir, o suprimir esta operación.

¿Qué estructura tiene la prótesis de pene?

El pene tiene por dentro dos cilindros llamados cuerpos cavernosos, que tienen un tejido encargado de la erección. Estos tejidos, se llenan de sangre para permitir una relación sexual. Los implantes son unos tubos que van dentro de estos cuerpos cavernosos.

Los más sencillos son de titanio y silicona, que permite un estado eréctil casi permanente. Sin embargo, hay otros que son hidráulicos, sólo de silicona, que tienen como una bomba que inyecta agua y son más flexibles.

¿Alguien que se opera tiene un conflicto no resuelto?

Suelen ser pacientes con otras enfermedades, como la diabetes. La diabetes es una enfermedad que produce una disfunción eréctil severa en el tiempo, y depende del tiempo de producción de la diabetes y cómo ha sido tratado el problema y del control de su azúcar. Son candidatos perfectos a un implante de prótesis de pene.

También aquellos que han tenido un cáncer de próstata o similar, que hayan sido sometidos a una cirugía radical, y han sufrido un daño en los nervios de la zona eréctil. Si los nervios que provocan la erección han sufrido o se han visto dañados, probablemente la secuela se manifiesta en la imposibilidad de una erección. Con una prótesis peneanas para disfunción eréctil podrá mejorar su vida sexual

El sexo no se limita a la penetración. Se pueden hacer otras cosas como acariciar, besar, lamer. Por ejemplo, rozar la piel de tu pareja con un hielo, chuparle con la lengua cada átomo de su piel, vendarle los ojos o atarla a la cama y acariciarle los muslos. Échale imaginación. Las mujeres son más mentales

Usamos cookies para mejorar su experiencia. Al continuar visitando nuestro sitio, usted acepta el uso de nuestras cookies.

¡Lo tengo!