La enfermedad de Peyronie: causas principales y posibles tratamientos

La peyronie es una enfermedad que afecta al miembro viril del hombre. Sucede cuando este se curva hasta el punto de no poder mantener relaciones sexuales. El "síndrome de peyronie" se caracteriza porque aparece una pequeña cicatriz o placa en el falo, que crece por debajo de la piel, lo que hace que el pene se curve durante las relaciones sexuales.

¿Qué es la enfermedad de Peyronie y porqué se produce?

Esta enfermedad es como una cicatriz, una marca, señal o sutura. El problema es que durante la erección, el pene se curva tanto, se contrae, que es casi imposible mantener las relaciones sexuales. Este pene doblado es muy doloroso al principio, aunque parece ser que luego va desapareciendo el dolor con el tiempo, o el cuerpo se acostumbra, una vez que se convierte en una curvatura crónica o incluso cuando ésta llega a desaparecer.

Artículo Relacionado: Comprar Levitra Genérico (Vardenafil) 40mg online al mejor precio de España

Esta enfermedad del miembro viril suele aparecer en hombres que van desde los 50 a los 70 años de edad, y no se sabe muy bien de dónde proviene ni qué causas lo originan. Muchas veces puede ser un traumatismo durante la penetración o el coito, porque se hayan tenido prácticas sexuales agresivas, y de ahí que haya quedado un trauma o conmoción.

¿ Cuáles son los posibles tratamientos para la enfermedad de Peyronie?

Los posibles soluciones al peyronie o los métodos de cura tienen que tener los siguientes objetivos, propósitos o metas:

  • Aliviar el dolor, la pesadumbre, la tortura, el sufrimiento y la angustia.
  • Mejorar el grado de curvatura, la vuelta, el arqueo, la encorvadura o torcedura del pene.
  • Permitir las relaciones sexuales, que el paciente pueda tener sexo, hacer el amor, y gozar. Lo que se trata es de que al pareja pueda divertirse, recrearse, regocijarse y solazarse.

En la mayoría de los casos el tratamiento definitivo hasta ahora ha sido la cirugía. La cirugía es bastante compleja, engorrosa, enrevesada y en la mayoría de los casos conlleva un acortamiento significativo del pene. Esta reducción, acortamiento o merma no siempre compensa pero suele ser la solución al síndrome de peyronie.

¿Cuáles son las fases de la enfermedad de Peyronie?

Las fases habituales durante esta enfermedad son dos:

  • Activa: donde existe dolor que va evolucionando o avanzando. No es recomendable un tratamiento quirúrgico durante esta fase porque la placa todavía está dinámica y activa, es mejor esperar y ver si se vuelve inactiva o desaparece.
  • Inactiva: en este caso ya no existe dolor y la curva tiende a quedarse estable

En el 10% de hombres desaparece esa curvatura con el tiempo. El 80% va a tener un dolor y una curva que va a evolucionar durante 1 año. El otro 10% tendrá un dolor crónico, aunque no es frecuente.

Artículo Relacionado: Comprar Kamagra Oral Jelly 100mg online sin receta en farmacia de España

Los extensores de pene podrían ayudar a disminuir la intensidad curva durante la fase activa. Si la curvatura es menor a 30 grados, lo mejor es no hacer nada. Si la curva es mayor, entonces se puede inyectar colagenasa dentro de la placa.

¿Cuáles son otros problemas asociados a la enfermedad de Peyronie?

  • El impacto psicológico y problemas de autoconfianza. Porque se pierde la seguridad, la convicción, y la certeza sobre uno mismo. Cuando tocas los pechos o tetas y ves que eso se tuerce, pierdes la espontaneidad, la serenidad y la desenvoltura.
  • La carencia de potencia sexual, que se produce por el dolor y la lástima. Puede hasta darte grima o repugnancia, repelús o dentera verte la polla así. Y esto te puede ocasionar un disgusto desmesurado.

Pero si eres joven y sano, no tienes de qué preocuparte. Si estás en una edad avanzada, ante cualquier síntoma de alerta, consulta con tu médico especialista en urología como medida de prevención y control. El examen de tracto rectal puede que sea necesario

Usamos cookies para mejorar su experiencia. Al continuar visitando nuestro sitio, usted acepta el uso de nuestras cookies.

¡Lo tengo!